Cómo elegir un cosplay: consejos para no equivocarte

Cosplay casero de Spider-Man
Estos consejos para elegir cosplay le hubieran venido genial al bueno de Peter.

Aunque pueda parecer una tontería, escoger un buen personaje para hacer un cosplay puede suponer un punto de inflexión importante en la ejecución del cosplay.

De hecho, uno de los errores más comunes de la gente que empieza en esto del cosplay es dejarse llevar por sus emociones y gustos personales a la hora de elegir personaje, precipitando decisiones apresuradas que suelen desembocar en problemas de todo tipo.

Ojo, vamos a hacer un pequeño «disclaimer»: tampoco pasa nada porque uno haga un cosplay y no quede estupendo, ya que a fin de cuentas, aquí lo que importa es sentirse cómodo con el personaje escogido y pasarlo bien.

Pero también es cierto que, para los que quieran tenerlo todo bien atado, existen una serie de consejos que pueden resultar de mucha utilidad al principio. Pensad que elegir un personaje sin pensarlo mucho puede desembocar en que el cosplay sea demasiado complicado de hacer y lo acabemos abandonando o que tengamos que gastarnos un auténtico pastizal en accesorios de última hora.

En resumen, hay que buscar un cosplay que se adapte a nuestro estilo y a nuestras posibilidades (algo que va mucho más allá de la cartera), y por supuesto, debemos sentirnos cómodos y cómodas con el personaje elegido (¡recuerda que un cosplay es mucho más que un disfraz!).

Por eso mismo, a continuación vamos a darte unas cuantas recomendaciones para que puedas afinar el tiro al máximo.

Cosas a tener en cuenta a la hora de elegir cosplay

Antes de nada, vamos con lo obvio (es tan obvio que este consejo va fuera de la lista oficial): tienes que conocer el personaje a cosplayear.

Recuerda que en la definición de cosplay va un fuerte componente de interpretación, por lo que si quieres petarlo con tu disfraz necesitas meterte en la piel del personaje y actuar como él.

Para eso, tampoco hace falta que seas un actor o actriz «de método», pero sí que te ayudará conocer al dedillo su forma de ser y de actuar. Además, si vas a ir a una convención o es un cosplay grupal la cosa se complicará aún más.

Habrá gente que quiera hacerse fotos con tu cosplay, tendrás que interactuar con otros personajes, hablar de tu cosplay con otras personas… Piénsalo, un cosplay de Hinata Hyuga no es lo más indicado si no sabes quién es Naruto.

Por si fuera poco, si escoges un personaje que conozcas bien y con el que te puedas identificar te lo pasarás mucho mejor. Créenos. Ganarás seguridad y te sentirás más cómodo, pudiendo disfrutar al máximo de la experiencia.

En este sentido, puede ayudar, sobre todo para los más principiantes, elegir un personaje que, físicamente se parezca a ti. Es decir, dentro de tus conocimientos (recuerda lo que acabamos de comentar) busca personajes con una complexión física similar a la tuya (si eres alto, si tienes el pelo rubio, si eres un reno…), esto es algo que te facilitará mucho la labor.

A partir de ahí, ten en cuenta los siguientes puntos:

Experiencia 

¿Es tu primer cosplay? Si no lo es, pasa de puntillas por este punto. Si lo es (cosa probable porque si no no estarías leyendo esto), recuerda una cosa: no te apresures. Lo importante es que el cosplay quede suficientemente bien como para que te sientas cómodo con él, y si no tienes mucha experiencia lo mejor será que no corras.

Asume tus limitaciones y céntrate en personajes sencillos y que conozcas bien. ¡Simplifica al máximo y vencerás!

Recursos previos

Sin duda, el punto favorito de tu abuela: ¡aquí no se tira nada! Si tienes un viejo uniforme escolar quizás puedas aprovecharlo para ir de Himiko Toga o de estudiante de Hogwarts. Si tienes un pantalón de pijama cómodo y una camiseta blanca estás a varias noches sin dormir de ser «L», de Death Note.

Abre tu armario, destapa tu creatividad y piensa en lo que hemos comentado antes del presupuesto.

Presupuesto  

Quizás uno de los puntos más importantes. Una vez tengas el candidato o candidato ideal para tu cosplay, ¡desglósalo! 

Es decir, antes de dar cualquier paso fíjate bien en su indumentaria y su aspecto físico: ¿qué necesitas? ¿Tiene accesorios? ¿Son caros? ¿Tienes que comprarlo todo o puedes hacerlo tú con lo que tienes en casa? ¿Cuánto estás dispuesto a gastarte?

Evalúa cuáles son tus posibilidades económicas y a partir de ahí elige. Piensa que habrá cosas que puedas hacer con un poco de paciencia y un tutorial de YouTube, pero con otras… tendrás que pasar por caja sí o sí.

Lo fundamental aquí es que marques un presupuesto y a partir de ahí comiences a destripar personajes viendo qué necesitas y qué es prescindible. Sobre todo fíjate en los rasgos diferenciales de cada personaje, para que nos entendamos: si haces un cosplay de Thor, necesitarás el martillo.

Elige personajes en los que esos elementos diferenciadores sean baratos y accesibles, así podrás recortar en el resto sin que el cosplay global se vea muy afectado.

Tiempo

¿Has quedado para este fin de semana o tienes varios meses para preparar el cosplay? Pues eso.

Piensa que si tienes que comprar algo específico para tu cosplay esto puede tardarte meses en llegar, especialmente si viene desde China. Es decir, que si para tu cosplay de Nami es imprescindible que uses una réplica «made in China» del Clima-Tact pero esta tardará un par de meses en llegar…

Quizás es mejor que cambies de personaje o que cambies la estrategia (por ejemplo fabricando tú misma una réplica del arma).

Logística

Este es un punto que suele pasar desapercibido, sobre todo entre cosplayers principiantes. ¿Es un cosplay que requiere de montaje y desmontaje? ¿Puedes usar el transporte público con ese cosplay?

A algunos cosplayers (insistimos, especialmente a los principiantes, y es algo del todo normal) les da reparo ir por la calle con una peluca de colores o entrar al metro con una gigantesca espada de cartón. Si es tu caso, quizás tienes que replantearte el personaje o bien mandar a la M a todo el que te mire raro (esto último es lo que siempre recomendamos hacer nosotros).

Maquillaje

Por algún motivo, es un punto conflictivo entre cosplayers masculinos (maldito heteropatriarcado…) pero también es un elemento que realmente puede marcar la diferencia en el cosplay.

Mujer con un maquillaje para cosplay

¿Dispones de maquillaje? ¿Sabes cómo utilizarlo? ¿Sabes cómo utilizarlo bien? Valora tus recursos y tú técnica y lánzate a la piscina. Fíjate en si tu personaje puede mejorar mucho con un buen maquillaje (y si puedes hacerlo) o si no hará falta que tires de brocha y sombras de ojos.

Para más información, visita nuestro artículo sobre cómo hacer el maquillaje para tu cosplay.

¿Eres principiante? Elige un personaje sencillo de hacer

Si todo lo anterior falla y necesitas el cosplay para ayer no pasa nada. Sabemos lo que es eso y por eso hemos preparado un listado exprés de cosplays fáciles de hacer que puedes crear incluso sin saber absolutamente nada del personaje.

Son solo tres ejemplos de cosplays de andar por casa que te pueden dar una idea de por donde tirar, si se os ocurre alguno más, ponedlo en los comentarios y lo añadiremos.

Ash Ketchum de Pokémon

Para cosplayear al protagonista de Pokémon Solo se requiere una chaqueta azul de manga corta, gorra de béisbol roja, una camiseta azul y guantes.

Puede acompañarse de un Pikachu de peluche y alguna que otra Poké Ball (creednos, con 15 o 20 euros tenéis la papeleta solucionada).

Sasuke Uchiha de Naruto

Este personaje de Naruto es muy sencillo de emular, solo se requiere una toga negra de graduación y un poco de gel fijador. En cuanto a la caracterización, basta con tener la cara inexpresiva y caminar de forma erguida. Más fácil imposible.

Kaonashi de El Viaje de Chihiro

Los elementos necesarios para representar a Kanoashi son de los más sencillos. Tan solo se requiere una tela negra, guantes negros y un plato de plástico que puedes pintar con rotulador. Ni maquillaje ni peluca. Un cosplay chupado que puedes hacer por unos 5 euros.

Haz un test para escoger el cosplay ideal 

Por si tienes curiosidad o aún dudas sobre qué tipo de personaje deberías elegir para tu cosplay, siempre puedes hacer un test para saber cuál es tu cosplay ideal.

A continuación hemos preparado uno muy breve que puedes hacer para despejar la mente y echarte unas risas.

  • 1. ¿Qué anime te gusta más?
    • A.- Pokémon
    • B.- Dragon Ball
    • C.- My Hero Academia
    • D.- Attack on Titan
  • 2. ¿Qué género de anime te gusta más?
    • A.- Romántico
    • B.- Shonen
    • C.- Todos los géneros (otaku es mi segundo nombre)
    • D.- ¿Aniqué?
  • 3. ¿Qué tipo de anime es tu favorito?
    • A.- Me gustan los que tienen docenas de temporadas. ¡Cuánto más largo mejor!
    • B.- Los que son de una sola temporada y con capítulos muy cortos
    • C.- No me importa el tiempo que dure la serie lo importante es el contenido
    • D.- Solo veo películas de anime
  • 4. ¿A quién considerarías tu compañero ideal?
    • A.- A alguien de mi familia
    • B.- A un dragón
    • C.- Ningún compañero, voy por libre
    • D.- A un animal con poderes mágicos, cuanto más pequeño y peludo mejor
  • 5. ¿Si pudieras expresar una frase que te identificara, cuál sería?
    • A.- «Se diferenciar entre autores y estilos de anime»
    • B.- «Me atraen los animes de chicas mágicas»
    • C.- «Kaaaaaaameeeeee…»
    • D.- «Veo los anime que me recomienda el algoritmo de Netflix»
  • 6. ¿Qué comida japonesa te gusta más?
    • A.- Ramen
    • B.- Sushi
    • C.- Takoyaki
    • D.- Sopa de miso
  • 7. ¿Qué arma te gustaría usar?
    • A.- Una katana
    • B.- Lo mío es la magia
    • C.- El poder imparable de mis puñetazos
    • D.- Que funcione con pólvora y balas, por favor
  • 8. ¿De cuántos episodios seria tu historia?
    • A.- Interminable
    • B.- 100 episodios
    • C.- 50 episodios
    • D.- 15 episodios

Resultados

  • Si la mayoría de las respuestas son A: Eres un personaje que sea un héroe inmortal pero que viva como una persona normal.
  • Si la mayoría de las respuestas son B: Sin duda eres el competitivo (y a veces envidioso pero también divertido) rival del personaje principal.
  • Si la mayoría de las respuestas son C: El personaje que mejor se adapta a ti es el enemigo de la trama. Sí, eres malo o mala.
  • Si la mayoría de las respuestas son D: Eres el enigmático alivio cómico de la historia. Ese personaje secundario al que todos aman.
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on pinterest
Share on telegram
Artículos recomendados
Últimos cosplays