Cómo hacer un cosplay paso a paso

Cómo hacer un cosplay paso a paso
Hacer el cosplay del Joker requiere una buena mano de pintura.

El secreto para realizar un cosplay como dios manda no es otro que la planificación. Por eso mismo es muy importante controlar cuales son las fases del proceso de elaboración del mismo.

En este artículo no te explicaremos cómo hacer un cosplay en concreto (algo complicado ya que cada cosplay es único) pero sí que te daremos indicaciones para que puedas sacar adelante por tu cuenta cualquier cosplay que tengas en mente.

Este proceso requiere de varias etapas que, bien ejecutadas, te permitirán una perfecta personificación. Recuerda, lo más importante es disponer de tiempo para que puedas cubrir todos los detalles del cosplay lo mejor posible: averigua cómo de complejo es el traje del personaje en cuestión, qué accesorios lleva, si tienes que aprender un acento o ensayar según qué poses…

Por supuesto, en caso de que tengas prisa, siempre podrás acudir a cosplays más fáciles de hacer.

1. Escoge el personaje y estúdialo

Harley Quinn Cosplay

Como ya te imaginarás, hacer un cosplay no es solo colocarse una peluca, maquillarse o calzarse una armadura de cartón piedra, sino que también hay que sentir y vivir como el personaje. Para eso, antes si quiera de hacer el desglose de necesidades tendrás que:

  • Evaluar el personaje a interpretar. Necesitas que el personaje escogido se corresponda con tus habilidades y recursos y que además te sientas capaz de interpretarlo como se requiere. Si conoces su universo, ¡punto positivo! Una vez tengas unos cuantos finalistas seleccionados, pasa al siguiente punto.
  • Investigación. Tienes que estudiar cada aspecto del personaje, hasta su detalle más mínimo. Y ojo, no hablamos solo de un estudio hecho desde el punto de vista físico, ya que también tendrás que fijarte muy bien en la psicología del personaje. Recuerda que un cosplay tiene un componente de interpretación muy importante por lo que tienes que tener en cuenta el temperamento y los sentimientos y emociones del personaje además de su historia y sus vínculos con otros personajes de su universo.
  • ¿Puedes interpretarlo como se merece? Estás a las puertas de la fase de producción por lo que cabe que te preguntes: ¿te sientes cómodo o cómoda con el personaje? ¿Lo conoces lo suficiente? ¿Vas a poder con su indumentaria? Si lo tienes claro, ¡adelante!

Todo esto te ayudará a elegir el personaje adecuado. Pero si aun así tienes dudas, puedes hacer un test para saber cuál es tu cosplay ideal.

2. Hazte con las partes necesarias: fabrícalas y/o cómpralas

Entramos de lleno en la fase de fabricación o confección del cosplay, un apartado del todo crucial que debe ser abordado en función de la experiencia que tengas con el cosplay.

Recuerda que antes habrás escogido a un personaje que está dentro de tus posibilidades (hablamos de tiempo, habilidades y posibilidades económicas). En caso de que no haya sido así, es posible que eso te ocasione problemas, por lo que quizás tendrás que elegir un nuevo personaje.

Un casco de cosplay hecho con impresión 3D

En cualquier caso, damos por supuesto que te vas a poner con un personaje bien estudiado y que está dentro de tu círculo de competencia. En ese caso tendrás que empezar por «trocear» el cosplay. Fíjate bien en que partes puedes crear por tu cuenta y cuáles deberás comprar.

No es lo mismo fabricar una armadura para tu cosplay desde cero que comprar una ya hecha. Igual que no es lo mismo adaptar un viejo disfraz de Halloween que directamente hacer un pedido a Amazon con tu cosplay al completo.

En resumidas cuentas, revisa bien tu armario y tu trastero porque seguro que encuentras algo de utilidad para confeccionar el cosplay. Del mismo modo, pon atención especial en los detalles cruciales del cosplay.

La Poké Ball en el cosplay de Ash Ketchum, los cuernos en el cosplay de Bowsette, el protector de frente del cosplay de HinataNecesitarás que puedan ser identificados muy fácilmente. Por eso, quizás te compense comprar directamente esos accesorios.

3. Vístete y perfecciona los detalles: maquillaje y peluquería

Uno de los puntos vitales para lograr una representación impecable del personaje es, sin lugar a dudas, el maquillaje. Por algo se dice que «la cara es el espejo del alma».

Así, es indispensable que tu rostro refleje algunos detalles de la cara del personaje del cosplay. No se trata de imitar cicatrices o vello facial, a fin de cuentas con el maquillaje puedes preparar tu rostro para que se parezca al personaje que quieras. Hablamos aquí de simular ojeras, rasgos más afilados o expresiones de todo tipo.

Lo mejor será que leas nuestro artículo sobre cómo hacer el maquillaje perfecto para tu cosplay. También te recomendamos ver algún tutorial de YouTube para asegurarte de que eres el clon del personaje que cosplayeas. Y si puedes conseguir a alguien que te maquille, mejor.

Ojo, también es cierto que el maquillaje no siempre será imperativo, pero sí que ayudará a que tu cosplay gane credibilidad.

Otro aspecto a tener en cuenta y que suele arruinar bastantes cosplays es el apartado de peluquería. Tienes que tomarte en serio el pelo de tu personaje y es que conocemos docenas de casos en los que una peluca barata ha arruinado el trabajo de meses.

Una de dos, o trabajas tu pelo para emular el peinado del personaje o bien te haces con una peluca para cosplay de calidad que pueda ser adaptada y moldeada al cosplay sin problema.

4. Haz tu mejor interpretación

Llegamos a nuestra parte favorita: la puesta en escena y la interpretación del cosplay (el «play» de cos-play). Se trata, quizás, de lo más importante del cosplay, lo que le dota de su verdadera esencia. A fin de cuentas, lo decimos siempre: un cosplay es mucho más que disfrazarse, es un arte.

En esta fase tienes que ser capaz de meterte en la piel del personaje, adoptando un rol con el que te sientas a gusto y con el que los demás te vean como alguien salido de ese universo de ficción que conoces tan bien.

Por eso mismo, es fundamental que manejes tanto la interpretación como la imitación del personaje.

En lo que a interpretación respecta, es fundamental que te creas tu personaje, siendo capaz de pensar y hablar como él. Para ello, memoriza su forma de ser e intenta comunicarte con los demás tal y como lo haría él o ella. Procura hacer sentir especiales a las personas que se topen con tu cosplay, como si ellas se hubieran topado en realidad con el personaje en cuestión y no con un disfraz andante. Si consigues improvisar con credibilidad habrás triunfado. 

De la misma manera, suma a tu interpretación una imitación convincente del personaje. Fíjate sobre todo en su forma de caminar y en cómo habla, ya que estos dos detalles suelen ser los que darán una mayor redondez a tu actuación.

Finalmente, bordarás el cosplay si memorizas dos o tres detalles muy peculiares de tu personaje como tics o manías. Replícalos y tu cosplay será un verdadero diez.

Si quieres ver todo el proceso en acción, te recomendamos ver estos vídeos:

¿Qué se necesita para hacer un cosplay?

Para hacer un cosplay necesitas:

1. Elegir el personaje adecuado y estudiarlo.
2. Comprar o elaborar las partes necesarias.
3. Practicar el comportamiento y actitud del personaje.

Para la elaboración, según qué cosplay vayas a hacer, te puede venir bien saber coser o tener nociones de costura, además de ser un poco «manitas». Y por supuesto, las dotes interpretativas serán de gran valor para la imitación.

¿Cómo se hacen los trajes de cosplay?

Para hacer el traje para tu cosplay debes confeccionar las distintas partes con los materiales adecuados normalmente cosiendo y pegando las distintas partes. La goma eva, el poliestireno o el worbla son algunos de los más empleados.

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on pinterest
Share on telegram
Artículos recomendados
Últimos cosplays