¿Qué es el manga? Significado, origen, tipos de manga y más

¿Qué es el manga? Significado y tipos
Definición gráfica de manga.

A pesar de ser de origen japonés, hoy en día el manga se ha convertido en una forma más de entretenimiento alrededor del mundo. Todo un fenómeno cultural que corre como la pólvora entre los amantes de los cómics y las buenas historias.

Para que te hagas una idea de su envergadura, la industria japonesa del manga japonesa mueve unas cifras de más de 150.000 millones de yenes al año, es decir, más de 1.200 millones de euros. ¡Y eso solo en Japón!

¿Qué significa la palabra manga? 

La palabra «manga» se usa habitualmente para referirse a libros de cómics originarios de Japón que cubren diversas temáticas, siendo las más habituales acción, ciencia ficción o fantasía. Una definición algo convencional pero que no profundiza en los orígenes del término.

Por supuesto, los menos «otaku» pueden quedarse con que el manga cubre algo así como los cómics estadounidenses de Marvel o DC Comics pero con un marcado asiático.

5 páginas web para ver manga online en español gratis

Si subimos un poco el nivel, y entramos en su definición completa, nos daremos cuenta que el manga abarca mucho más que un simple tebeo japonés.

Tal y como veremos más adelante, el manga tiene su origen en el Japón de principios del siglo XIX, sin embargo, el término manga se popularizó en los años ochenta y noventa, coincidiendo con la expansión de esta forma de expresión cultural a Occidente.

Siendo «manga» un término acuñado por el artista japonés Hokusai allá por 1814 (uniendo «man» o «involuntario» con «ga» o «dibujo»), algunos académicos occidentales empezaron a asociar el manga con géneros como las caricaturas o tiras cómicas causales, en una referencia directa a esos «dibujos involuntarios» de Hokusai.

No obstante, existe un crítico y dibujante japonés llamado Fusanosuke Natsume que sostiene otra teoría sobre el origen del término manga. Una teoría que se centra en el recopilatorio de ilustraciones que publicó el artista Hokusai Katsuhika en 1814, el cual presentaba escenas de su vida cotidiana junto a comentarios varios. Este recopilatorio fue titulado «Hokusai no Manga», algo así como «La recopilación de Hokusai».

Si te interesa, en Amazon está disponible una edición de la obra de Hokusai.

Manga Hokusai

En cualquier caso, a partir de mediados del siglo XX en Japón, la palabra «manga» se empezó a usar de forma común para llamar a cualquier tira cómica producida en el país, fueran libros de ilustraciones o bien pequeñas viñetas publicadas en la prensa de la época.

La generalización del término hizo que entre los nipones se aceptara que la palabra estaba formada por los kanjis «ma» o «man» y «ga», significando respectivamente «divertido» y «dibujo». Una bonita forma de llamar a una expresión cultural y artística que haría feliz a mucha gente durante las próximas décadas.

Tal y como hemos señalado antes, el término saltó a Occidente durante los años ochenta y noventa, unos años especialmente dulces para el sector en los que Japón comenzó a exportar su arte a lo largo y ancho del mundo.

También, más allá de la propia etimología de la palabra y de cara a comprender el término en su totalidad hay que entender que el manga moderno japonés es fruto de una larga tradición proveniente de la expresión artística y cultural del país nipón.

A esta tradición, marcada por una sensibilidad especial en lo que a la narración gráfica respecta, se le une en la segunda mitad del siglo XX una influencia occidental clave para el desarrollo del manga.

Por eso mismo, hoy en día, la palabra manga puede usarse para referirse a expresiones artísticas tan variadas como “caricaturas”, “ilustraciones”, “tiras cómicas”, “cómics” o «viñetas humorísticas». En resumidas cuentas, y en un nivel muy básico, la palabra “manga” sería equivalente al vocablo inglés “cartoon”.

En ese sentido, también es interesante comentar que, con los años, cada vez son más los japoneses que se refieren al manga como «komikkusu», una traducción literal del término «cómic», siendo esto un claro ejemplo de la influencia occidental en el vocabulario nipón, y es que, también en el manga la globalización abre su camino.

¿Cuándo nace el manga y quién lo inventó?

El manga es una combinación de 2 tradiciones muy diferentes. Por un lado encontramos el arte gráfico tradicional japonés, el cual empezó en el siglo XI, y por otro la historieta occidental, la cual se expandió en Europa y Estados Unidos especialmente a principios del siglo XIX, sobre todo gracias a la explosión de la prensa de la época.

Para muchos el creador del manga moderno fue Rakuten Kitazawa, quien sería el primer «mangaka» auténticamente profesional, quien cosechó un inmenso éxito a finales del siglo XIX con sus caricaturas, viñetas y tiras cómicas, las cuales se publicaron en varios periódicos de la época. De sus primeras historias destaca Tagosaku y Mokube visitan Tokio, publicada en 1912, que era lo más parecido a un manga primitivo. En ella narraba de una forma divertida el viaje de dos campesinos a la ciudad de Tokio con el fin de hacer turismo.

Unos años más adelante, durante la Segunda Guerra Mundial y los siguientes años, gracias al esfuerzo del dibujante japonés Osamu Tezuka, conocido popularmente como «el dios del manga», el manga alcanzó finalmente su estilo característico, al cual le acompañó una gran popularidad que se ha ido incrementando como una bola de nieve desde los años sesenta y setenta.

El Comiket de Odaiba por dentro

Una de las grandes virtudes de Osamu Tezuka fue que consiguió que el consumo de manga se convirtiera en un medio de entretenimiento homogéneo y habitual entre la población japonesa. Una distracción que se convirtió en una afición de masas en los años de posguerra gracias a que «el dios del manga» contribuyó a, de alguna manera, replantear cómo se contaban las historias en los mangas, las cuales pasaron a tener tramas mucho más elaboradas y complejas.

Así, el manga que conocemos hoy se parece mucho al que Osamu Tezuka inventó: un manga que bebía claramente de la influencia de Walt Disney en Occidente, con personajes cercanos repletos de matices y con problemas de todo tipo que se desarrollaban en tramas que llegaban a ocupar docenas de tomos.

¿Un manga es lo mismo que un cómic?

Es cierto que es difícil sintetizar las semejanzas y las diferencias entre el manga y el cómic occidental en unas pocas líneas, pero, a grandes rasgos y siendo bastante simplistas, podemos identificar una serie de rasgos en común y opuestos, si bien desde mediados del siglo XX ambos formatos se han ido homogeneizando.

Semejanzas 

  • Ambos relatan hechos irreales o fantásticos, con personajes y tramas que avanzan en un mundo ficticio con sus propias normas (puede estar basado en el nuestro o no).
  • En las historias del manga y el cómic acostumbra a haber un héroe y un villano, o bien una contraposición de fueras: el bien combate al mal.
  • Ambos tiene dibujos caricaturizados en los que de alguna manera se exageran las expresiones y emociones humanas.

Diferencias

  • Habitualmente los cómics son historias con una secuencia y que por lo general poseen una continuidad larga o muy larga, formando sagas y universos que pueden alargarse ad infinitum. En cambio, es más habitual que los mangas presenten historias independientes con un principio y un fin mucho más definidos.
  • Un cómic se lee de izquierda a derecha y de arriba a abajo, en cambio para leer el manga, se hace de derecha a izquierda, empezando por lo que en Occidente sería el final del tomo.
  • El cómic siempre se ha publicado haciendo énfasis en la calidad de los dibujos y el color. Por su parte el manga se ha caracterizado por ser publicado en revistas de papel de calidad inferior, por lo que lo habitual es que se imprima en blanco y negro y con un menor nivel de detalle.

¿Qué tipos de manga hay?

Como es de esperar en una industria cultural multimillonaria como la del manga, con millones de lectores tanto en Japón como en el mundo entero, existen varios tipos de manga en función del público o segmento al que van dirigidos.

Si bien es complicado catalogar al completo los géneros y subgéneros de manga existentes, sí que podemos establecer una clasificación básica de los principales mangas y sus públicos objetivo:

  • Kodomo Manga: es una clasificación para niños donde se tratan, de manera muy simple, temas fantasiosos con finales humorísticos y felices. Al ser un tipo de manga enfocado a los niños sus historias contienen personajes familiares y suelen estar ambientadas en lugares que conoce el niño, como el hogar o la escuela. No obstante, sus historias son seguidas también por el público adulto, siendo algunos ejemplos de Komodo Manga Doraemon, Heidi o Hamtaro.
  • Shonen Manga: este es quizás el segmento más popular del manga. Va dirigido a chicos adolescentes y jóvenes adultos, siendo habitualmente el público consumidor de manga más numeroso. Las historias del Shonen Manga incluyen personajes jóvenes y carismáticos y altas dosis de acción, así como algunos toques de humor. Algunos ejemplos de Shonen Manga son Dragon Ball, One Piece o Naruto.
  • Shojo Manga: sería el equivalente al Shonen Manga pero para chicas adolescentes y jóvenes adultas. Sus historias suelen incluir historias de amor y altas dosis de emotividad y humor junto a protagonistas femeninas de una edad similar a la de sus lectoras. El ejemplo más conocido de Shojo Manga sería Candy Candy.
  • Seinen Manga: este manga va dirigido específicamente a hombres adultos, por lo que el abanico de historias se amplía sobremanera, llegando incluso a cubrir historias que juegan con la violencia, la política, la crítica social o que incluso se adentran en géneros eróticos. En cualquier caso, el argumento tiene mucho más peso en detrimento de la acción que muestra el Shonen Manga. Los mejores ejemplos de Seinen Manga serían Akira, Ghost in the Shell, Death Note o Gantz.
  • Josei Manga: dirigido a mujeres adultas, este género de manga muestra historias románticas con un enfoque más adulto, por lo que suelen abordar problemas más complejos de las relaciones humanas y estar ambientadas en entornos adultos. Algunos ejemplos de Josei Manga serían Paradise Kiss o Honey and Clover.

¿Qué tiene que ver el manga con el anime?

La relación entre el manga y el anime se explica de forma simple: el manga es un producto impreso, mientras que el anime es la digitalización y animación de ese manga para convertirlo en un producto audiovisual.

Por supuesto, no todos los anime parten de un manga, pero sí que es verdad que cuando un manga comienza a tener cierto éxito es corriente que acabe convertido en un anime.

¿Qué es el anime? Significado, origen y tipos de anime

El primer ejemplo de adaptación exitosa de un manga a un anime fue Astro Boy en los años sesenta, una adaptación a la que siguieron muchas otras, y es que a partir de los años sesenta y setenta, cientos de mangas fueron llevados al cine y la televisión con gran éxito.

Con la entrada en el siglo XXI y en parte gracias a los avances en la digitalización así como en el cambio de hábitos de consumo de productos audiovisuales en la sociedad, cada vez hay menos animes originales, dado que la gran mayoría parten de mangas de renombre, los cuales se colorean, animan y sonorizan para ser consumidos, habitualmente en plataformas digitales, en forma de animes.

¿Por qué el manga está tan relacionado con el cosplay?

En pocas palabras, el cosplay se define como el proceso mediante el cual los amantes del manga (entre otros) se disfrazan de su personaje favorito, caracterizándose lo mejor posible con ropa similar, pelucas para cosplay y todo tipo de accesorios, con el objetivo de ser réplicas exactas del mismo. La intención es que los y las cosplayers hagan también cierta parte de interpretación, comportándose y tratando de actuar como el personaje al que representan. 

Por supuesto, la base del cosplay no es otra que la pasión que ciertos personajes levantan entre sus fans, ya que a fin de cuentas un cosplay es un homenaje o guiño que alguien hace a su personaje favorito.

Hay que tener en cuenta que el origen del cosplay es el mismo que el del manga: Japón. Por tanto, estamos ante dos elementos (manga y cosplay) de una misma cultura (la cultura otaku, la industria cultural japonesa) muy relacionados entre sí (en un manga aparecen los personajes en los que se basan los cosplay).

Tal y como hemos comentado antes, la grandísima popularidad del manga a lo largo de las últimas décadas ha posibilitado que hayan circulado por las manos y el imaginario de millones de personas otros tantos personajes inolvidables. Personajes en los que la cultura otaku, muy relacionada con el consumo de manga y anime, indudablemente se ha inspirado de cara a llevar a cabo sus cosplays.

Cómo ganar dinero con el cosplay: ¿es fácil? ¿Cuánto se gana?

Así, podríamos decir que, en cierta manera, el manga ha sido uno de los pilares sobre los que se ha asentado toda la industria del cosplay, la cual, como hemos señalado, se basa en personas interpretando a sus ídolos, las cuales llegan a crear incluso comunidades de cosplay que giran en torno a un manga en concreto.

Todo un fenómeno que por descontado se ha replicado en nichos afines al manga, como vemos por ejemplo con los cosplays de anime o los de videojuegos.

¿Cuáles son los manga más populares para leer?

Manga de Dragon Ball

Aunque a día de hoy es muy difícil establecer una lista con los mangas más populares para leer, cada año se cuelan entre los más vendidos una serie de títulos prácticamente infalibles. Al final, existe una especie de «mangas pilares» que encantan al gran público, incluso aún siendo el primer manga que este lee.

Se trata de mangas con un grandísimo éxito, los cuales han sido traducidos a decenas de idiomas y han sido distribuidos por todo el mundo, muchos de ellos cuentan con años de trayectoria.

Así, entre los mangas favoritos del público siempre se incluyen: 

  • Dragon Ball: al manga creado por Akira Toriyama en los años ochenta se le atribuyen más de 300 millones de ventas. Un éxito que en parte procede de la tremenda acogida que obtuvo la serie de animación. Cuenta con 42 volúmenes y cuenta la historia de Goku y amigos (y enemigos) como Vegeta o Bulma en la búsqueda de las Bolas de Dragón y su trabajo protegiendo el mundo.
  • Naruto: con 15 años de vida (de 1999 a 2014), los 72 volúmenes del manga de Naruto consiguen sumar unos 250 millones de ejemplares vendidos. Es difícil encontrar un amante del manga que no conozca las historias de este fantástico ninja, el cual demuestra toda su nobleza y lealtad a sus amigos, y de amigos y compañeros como Hinata.
  • One Piece: está considerado como uno de los mejores mangas shonen y es sin lugar a dudas el manga con más éxito del mundo, sumando unas ventas que alcanzan los 500 millones millones de ejemplares. Cuenta una apoteósica aventura de un grupo de piratas como Nami en busca del One Piece, el mayor tesoro jamás conocido.
  • Detective Conan: con más de 25 años de historia a sus espaldas, este manga acumula unas ventas de más de 200 millones de ejemplares. Si te gustan las historias de detectives y los misterios complicados, es justo lo que estás buscando.
  • Golgo 13: quizás no es muy conocido fuera de Japón, pero, quizás por ser el tercer manga en circulación más antiguo (empezó a publicarse en los años sesenta), tiene unas ventas cercanas a los 300 millones de ejemplares y cuenta las aventuras de un asesino a sueldo.

¿Cómo se puede leer manga online?

Si quieres entrar en este mundo y empezar a leer manga online, estos son los portales que te recomendamos:

  • Heaven Manga: al entrar en esta página podrás tener acceso a uno de los catálogos de manga más amplios que pueden existir. Solo selecciona el autor, el titulo o el género y descarga la historia para disfrutar de ella. ¡Más fácil imposible!
  • Manga Here: en esta web, encontrarás los lanzamientos más recientes de mangas, aunque eso sí, por lo general los estrenos suelen estar en inglés, teniendo que esperar unos días a que sean traducidos al español.
  • Tú manga online: es quizás una de las mejores webs para disfrutar de todo tipo de géneros de manga. Ten en cuenta que en esta página, no podrás descargar los títulos, sino que tendrás leerlos en línea. Entra a la página, selecciona la categoría y comienza a leer.

Como puedes ver, de cara a leer mangas online, lo más fácil es acudir a webs de primer nivel en las que podrás elegir el género, el autor o el título cómodamente. Aparte que algunas webs disponen de aplicación móvil para que su descarga o lectura sea todavía más fácil y accesible.

Si prefieres leer en tu móvil o tablet, en otro artículo te recomendamos las mejores apps para leer manga. Recuerda que es posible leer manga gratis pero que, en general, habrá que pagar una pequeña suscripción mensual para poder disfrutar el contenido íntegro.

Artículos relacionados