6 cosas a tener en cuenta al elegir una tela para un cosplay

Cosplay Demon Slayer telas (1)
La tela, esa gran desconocida en el cosplay

Si ya tienes cierta experiencia en esto del cosplay sabrás que, independientemente del tratamiento que se le dé, la tela que empleamos puede ser clave a la hora de meternos en la piel del personaje.

Se trata de algo que va bastante más allá de nuestra habilidad con la máquina o la aguja de coser ya que, aunque hayamos seguido el patrón a rajatabla, si la tela es de baja calidad o no está bien escogida el cosplay se nos puede ir al traste. ¿Sabes esos cosplays con apariencia de disfraz de Halloween o con un «brillibrilli» especial? Su problema es la tela, créenos. Se nota en el corte, en el tacto, en el color, en el brillo…

Así que a menos que quieras que tu cosplay parezca el Baltasar de la Cabalgata de Reyes de Murcia de 1982, sigue leyendo. Vamos a contarte 6 cosas que debes tener en cuenta a la hora de elegir la tela de tu cosplay: ¡no todas valen!

¿Para qué quieres la tela?

¿Para qué la quieres? En serio. No es lo mismo usar la tela para hacerse una blusa con la que ir a una convención en invierno que usar la tela para forrar una armadura que llevaremos un caluroso día de agosto. Piensa dónde vas a llevar tu cosplay, qué tiempo hace, cuánto tiempo lo vas a llevar… A partir de ahí, escoge si quieres un hilo más fino o más abrigado.

Presta atención a los tipos de tela

Si vas a comprar telas por Internet te conviene saber cómo es cada una de ellas. Existen muchos tipos de telas para disfraces cosplay más allá del color o el estampado. Hay telas de raso, de trevira (poliéster), de fieltro, de polipiel, de tul, de terciopelo… El material que escojas es importante ya que influirá tanto en la confección del cosplay (no todas las telas se trabajan igual) como en el resultado final, por eso mismo te recomendamos que antes de comprar una tela te informes como es debido de las características del tejido. Si escoges bien la tela tu cosplay tendrá un muy buen extra de credibilidad.

La tela escogida es clave

¿Cómo es la caída?

De cara a que el cosplay tenga esa credibilidad de la que hablamos y se aleje lo máximo posible de un cosplay barato, es importante fijarse en la caída de la tela. Busca una tela que caiga sobre tu cuerpo de manera natural, que no parezca excesivamente almidonada o con formas artificiales. Este detalle es crucial para que tu cosplay dé el pego.

Hay telas que se encogen

A veces daremos con una tela perfecta para nuestro cosplay pero, azares de la vida, esta se encogerá con el primer lavado (sobre todo si es con agua caliente). Fíjate bien en el tipo de tejido para evitar sorpresas desagradables.

El brillo, ese gran desconocido

A la hora de elegir la tela de tu cosplay, es importante que te fijes en el brillo de la misma. Parece una tontería pero un pequeño exceso de brillo puede hacer que tu cosplay parezca un disfraz de tres al cuarto. Nuestro consejo es que evites los experimentos y reserves telas de satén o seda solo para ocasiones especiales. Las tonalidades mate suelen tener un toque bastante más realista: recuerda, queremos parecernos al personaje, no estamos en un desfile de moda.

Relación precio-tamaño

Más que la relación calidad-precio, a la hora de elegir la tela de nuestro cosplay es importante fijarnos en cuánta tela necesitamos y en cuánto nos va a salir el metro. En este sentido, una buena planificación puede ahorrarnos muchos disgustos y, al mismo tiempo, darnos grandes alegrías. Verás que hay telas que parecen muy caras pero que en realidad son asequibles porque necesitas menos de lo que piensas y, al contrario, habrá telas en apariencia baratas pero que te desmontarán el presupuesto. Insistimos: planificar es la clave.

Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en pinterest
Compartir en telegram
Últimos cosplays